En la calle se escucha de todo sobre la famosa “píldora del día después”, y más aún en los institutos! Está en boca de todos, para bien o para mal. Pero esto se convierte en un problema cuando la información que tenemos no es veraz.
Internet es un invento estupendo, una fuente de información y conocimiento increíble, todos podemos opinar de todo y sentar cátedra, pero esto puede volverse en nuestra contra, ya que encontramos datos manipulados, no fiables, no contrastados o grandes estupideces.
Con la píldora del día después también ocurre esto. Y como para poder hablar de algo lo mejor es saber de qué va, ahí va un aporte sencillo a entender qué es y para qué sirve la pastillita dichosa.

Cómo funciona:
La píldora de emergencia provoca que el óvulo no madure o en caso de que, por el momento del ciclo, este ya esté maduro, impide su liberación, de manera que el espermatozoide no encuentre “nada” que fecundar. Y por otro lado produce cambios a la altura del cuello del útero, en el espesor del moco cervical, que dificulta el ascenso de los espermatozoides.
Es habitual pensar que es abortiva, pero esto no es cierto. Si ya se ha producido la fecundación antes de ingerirla, o si, debido a la tasa de eficacia, esta se produjera, no va a impedir el EMBARAZO.

Aspectos a tener en cuenta:
Lo primero y más importante. NO debe ser valorado como un método anticonceptivo habitual, sino un recurso a utilizar como EMERGENCIA.

Personalmente pienso que las personas debemos ser responsables con y de nuestras acciones y por lo tanto si vas a tener relaciones sexuales lo más adecuado es que valores entre los diferentes métodos anticonceptivos y escojas el que más se adapta a ti (o a vosotros como pareja), en lugar de tener SEXO sin protección para posteriormente poner remedio. Es decir, el clásico más vale prevenir que curar…

Pero más allá de esta opinión basada en la EDUCACIÓN SEXUAL RESPONSABLE, hay motivos de otra índole para que esta píldora no forme parte del día a día de nadie.
– No protege frente a INFECCIONES de transmisión sexual. Sólo por este motivo todas aquellas personas que no tengan pareja estable (y sana) deberían utilizar otros métodos como el preservativo.

– Es “un chute” hormonal, por lo que los efectos secundarios son altos y en caso de que el uso sea habitual estos se intensifican.

– Su porcentaje de EFECTIVIDAD está por debajo de los datos del preservativo, preservativo femenino, DIU, píldora anticonceptiva, anillo vaginal, implante, diafragma… Es decir, si tu objetivo es evitar un embarazo, verdaderamente esta debería ser la ÚLTIMA opción.

– El TIEMPO es crucial. Si has leído al “cómo funciona” te será fácil entender que cuanto más tardes en tomarla menos eficacia tendrá, ya que más tiempo habrá tenido el ovario para liberar el óvulo y los espermatozoides para dar con este.

– Es más caro que otro anticonceptivo normal.

Resumiendo, he querido presentar de forma muy sencilla una idea general de qué es eso que genera tanto revuelo cuando se nombra en las noticias, y mi conclusión es que es un gran apoyo para esas posibles relaciones en las que se rompe el preservativo; a causa de vómito o diarrea hay peligro de que el organismo no absorba los componentes de la píldora anticonceptiva; o haber sufrido una agresión sexual.
Con cabeza, responsabilidad y teniendo en cuenta sus limitaciones es una opción que todos deberíamos CONOCER.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

clear formSubmit