La intimidad no siempre es tan fluida y divertida cuando nos ronda alguna insatisfacción. Pero siempre existe la posibilidad de trabajar por lograr mejoras objetivas y practicar el “crecimiento erótico”, solo o en pareja.

Terapia sexual para dificultades sexuales determinadas

Desde la visión positiva y saludable de la sexualidad, se trabaja cualquier disfunción sexual.

La terapia sexual logra una gran satisfacción por parte de sus usuarios.
Se trabaja desde la perspectiva cognitivo-conductual para y por la felicidad y el bienestar del paciente.

Terapia sexual para el “crecimiento erótico”

La sexualidad está presente en todas nuestras facetas de la vida y es algo que no podemos obviar.

Por este motivo nunca es mal momento para seguir conociéndote y dedicándole tiempo a tu cuerpo y tu sexualidad, y la de tu pareja.

En pareja o individual. Pues no siempre es necesario estar acompañado para disfrutar de una vida sexual activa y plena.

Después de analizar toda la información recopilada establecemos un diagnóstico con un planteamiento de terapia.

Durante el proceso terapéutico el trabajo personal en casa es muy importante y gracias a él se observa desde la primera sesión cambios importantes que motivan más aún a la continuidad.